artículo no publicado

Dos poemas

Noticias del reino

A la manera de Tu Fu

para A. C.

Nadie osa salir cuando los guardias

hacen su ronda a golpe de tambor.

Unos patos anuncian el otoño

de este páramo cuyas estaciones

siguen siendo cuestión a discutir.

Hay dos calzadas, caballos que abrevan,

arrugas en los rostros más severos

de los soldados de un tiempo perdido.

Y sobre todos, lenta, va cayendo

en silencio la noche igualitaria,

una sombra rumiante, desconfiada,

con su luna de cera y el rocío

centelleante como estrellas cercanas

mientras que todos mis hermanos vagan

desperdigados por el ancho mundo.

Nadie sabe si están vivos o muertos

(aquí tardan las cartas, si es que llegan). ~

She has no life but this

Fue como si su vida alguien la recortara,

la pusiera en un marco bocabajo,

cortándole el respiro, semioculta,

envuelta en su mortaja de silencio,

mientras todo gotea o se diluye

como noche cansada de sí misma.

Así cruzaba el Caos, imponente,

sin distracciones, fija como un mástil,

y entraba, lenta, en su antigua morada.

Pues ni las flores ni los templos sirven

para calmar tan hondo desespero. ~